Semana Santa - Ciclo C
Pasión-Muerte-Resurrección: «tiempo de gracia y bendición en que nos adentramos a vivir los misterios de nuestra Salvación»

MENSAJE DE NUESTRO PASTOR

 

 Ciclo C Reflexión 5º Dgo. de Cuaresma (Jn 8, 1-11) 07 de abril 2019

Hermanos "Yo tampoco te condeno, le dijo Jesús. Vete, no peques más en adelante" (Jn 8,11), así termina el evangelio de hoy, sin condena ante lo que era evidente y una sentencia, no peques más en adelante. La verdadera conversión no es la condena del pecador sino el cambio en la forma de vivir.Leer Más

MUNDO CATÓLICO EN DESARROLLO

Roma, 10 de octubre de 2018

Estimado Hermanos/as

Desde la ciudad eterna de Roma les saludo, me recuerdo de ustedes y les he encomendado en las oraciones que vamos teniendo junto al Santo Padre cada vez que iniciamos las sesiones del Sínodo. Esta ha sido una experiencia eclesial muy significativa. Estamos reunidos de los cinco continentes y de las regiones más ignoradas por los medios, nos encontramos en espíritu de comunión acompañados de Pedro, cabeza de la Iglesia y punto de encuentro ente todos los que nos reconocemos como discípulos del único Maestro, Jesús Resucitado.

Desde el día tres de octubre hemos caminado compartiendo jóvenes, cristianos no católicos, chicos y chicas, religiosas y religiosos, obispos, cardenales y el Santo Padre, en verdadero espíritu fraterno no hay distancias al momento de compartir y cada uno tiene la libertad de expresarse, con solo pedir la palabra.

Hasta el momento, hemos revisado la primera parte del Instrumentum Laboris (IL), con la metodología de escuchar intervenciones de los padres sinodales, los auditores. Estas intervenciones son de cuatro minutos, luego se corta el micrófono y se da el paso a otro. Para esta primera parte escuchamos noventa y cuatro intervenciones. Luego pasamos a formar dieciséis grupos idiomáticos donde nos correspondía hacer sugerencia al IL. Esta se les llama modos, se sugieren cambios de textos, nuevos números o la eliminación de algunos. Esta será la metodología para las otras dos partes del IL.

Algunos elementos que se han quedado en la conciencia es la necesidad de estar en constante actitud de escucha de la realidad y la cultura juvenil. Esto también lo veíamos nosotros en los últimos encuentros nacionales, escuchar, mirar lo que está pasando en las vidas de los jóvenes, de todos los jóvenes.

Otro elemento que encuentro ha sido significativo, es constatar la fragilidad de las oportunidades que algunos lugares tienen la juventud. Pareciera que se ha arrebatado la posibilidad de ser joven, y por supuesto, ser joven creyente.

Resuena en la conciencia del aula sinodal el grito por el protagonismo de los que están en la etapa de la juventud. Protagonismo que lo lleve a tomar responsabilidades al interior de la Iglesia y como no, en la sociedad como constructor comprometido del evangelio con ella.

En el comienzo del estudio de la segunda parte del IL, nos hemos concentrado en la necesidad de acompañar para discernir las vocaciones a las que la juventud está llamada. El camino se ve intenso e interesante, con confianza en Dios que su espíritu nos acompañe, no dejen de rezar por el trabajo sinodal y por el Santo Padre y la tarea que tiene entre manos.

Bendiciones,

Mons. Moisés C. Atisha Contreras

Obispo Presidente de la Comisión de Pastoral Juvenil